«Bolivianismos»: 10 palabras que escucharás en Bolivia

por Giuliana Mendivil

Los bolivianismos, el color que le damos al castellano al hablar, está lleno de diversidad y al contrario de sentir vergüenza, deberíamos sentir aprecio por estas características que nos hacen ricos. La mayoría de estas palabras provienen de lenguas indígenas, como por ejemplo, el aymara, quechua y guaraní, de diferentes regiones que a medida del aumento de migración, han quedado desparramadas por todos lados. En la RAE hay más de 2800 bolivianismos y seguro que le faltan muchos. Aunque una gran cantidad de bolivianismos se comparten y se escuchan en otros países, no dejan de formar parte de la identidad boliviana. La anterior semana me tomé el tiempo de preguntarle a amigos de diferentes regiones sobre alguna palabra boliviana que se le venga a la mente e investigar:

1. Elay: Contracción de “Helo ahí”, con el tiempo la H quedó eliminada y se utiliza para expresas sorpresa, transmitir “Así es” “Ahí está” o “Mirá vos” depende el tono y la situación. En lugares como Tarija incluso se ha compuesto “Velay” que es la contracción de “Ves, elay”

2. Yapa: Proviene del quechua “ayuda” o “aumento”. Sin duda algo que todos queremos refiriéndonos a la comida. “¿Me da yapa?”

3. Estar camote: El camote es una papa dulce, una batata y en realidad su nombre proviene del náhuatl «camotli». Solamente que aquí le dimos otro signficado más, estar camote o “encamotarse”, es estar perdidamente enamorado, tan enamorado que te has vuelto una papa dulce, estado vegetativo, comestible, dulceee ¿qué más podemos decir?

4. Macurca: Proviene del quechua. Es el dolor muscular que nos martiriza luego del ejercicio físico. “Estoy macurcada”

5. Volcar sur: Cuando de la piscina acabas en la cama con dos colchas, ahí volcó sur o llegó el “surazo”. Se le dice así a los vientos que vienen del sur de Bolivia, fríos y de corto tiempo.

6. Alasita: Del aymara, alasitha que significa comprar. Ahora conocida como la Feria de las Alasitas, donde compras y compras.

7. Imilla: De origen aymara, significa joven o niña, pero por mucho tiempo en el siglo pasado lo usaron de forma peyorativa. Hoy en día se le dice con dulzura a las niñas pequeñas.

8. Pune: Conocí esta palabra en Pucará y me ha llamado mucha la atención porque fue la primera vez que escuchaba expresiones como “Pune, ahora querés” “Pune, lo que yo no quería”, una especie de infortunio que podría provenir de punir (lat. Punire).

9. Sorjchi o soroche: de origen quechua, es el temido mal de alturas.

10. Jenecherú: Mi palabra favorita desde que de pequeña escuché su significado “La llama que nunca se apaga”, digna de muchas interpretaciones. De origen tupiguarani.

Nuestro vocabulario es bastante amplio, no solo tenemos palabras que nos caracterizan, sino también gramática, tono entre muchas cosas. Por ahí leí que tenemos más similitudes con Honduras que con Perú, que usamos jergas marineras y muchas otras que son buenas para ir conociendo.

Aprender a abrazar nuestra identidad, es también apreciar nuestra diferentes formas de hablar y expresarnos, la hermosa R del occidente, la preciosa J del Oriente o el ritmo de los chapacos. Es la mejor documentación no completamente física de las culturas, historia y pasión. Es Bolivia en sus mejores colores. No sirve de nada  valorar una bandera, sino valoramos lo que representa.

Comparte tu expresión o palabra boliviana favorita.  Todo aporte es beneficioso para todos. ♥

Aquí dejo unos enlaces por si quieres buscar más:

http://www.academiadelalengua-bo.org/spip.php?rubrique19

http://www.academiadelalengua-bo.org/IMG/pdf/bolivianismos_en_el_diccionario_de_la_lengua_espanola.pdf

http://www.mundoalfal.org/CDAnaisXVII/trabalhos/R0757-1.pdf

0 0 vote
Article Rating

Te podría interesar

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. ¿Las aceptas? Ok Leer Más

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x