Hablemos de la Feria del Libro 2019: 5 aciertos y 5 desaciertos

por Giuliana Mendivil
libros

Me produce bastante ilusión y ansias esta época del año por la llegada de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz ya que para mí, como a muchos, significa reencuentros, novedades y aprendizaje. Recuerdo que en mi niñez esta feria estaba rodeada de cierta magia que me emocionaba por la llegada del frío, de los nuevos libros, cuentacuentos y los teatros en junio, incluso más que las vacaciones de invierno.

En mi memoria quedan grabados los barcos piratas, las obras y las historias que nos contaban en las visitas. Mientras íbamos creciendo la feria se iba viendo más chica y los barcos piratas dejaron de verse como barcos piratas, para pasar a ser papel y repetida decoración. Sin embargo eso no quitó la magia del todo, siguió habiendo algo que me hace recorrer con sonrisa los pabellones. Y tengo miedo que ese algo se vaya despareciendo cada año que pasa o que los niños ahora nunca lo experimenten así. Por esto, dejo mi opinión, que quizás sirva para que los organizadores lo tomen en cuenta al siguiente año o despierte la curiosidad de ir al próximo a otros y juntos derribemos el “fue lo mismo de todos los años”, un comentario que tras repetirse en los visitantes por al menos cinco años, ya es preocupante. Observando atentamente este año noté algunas cosas que compartiré:

Los cinco desaciertos

1. Las redes sociales

Las redes sociales son nuestra mayor herramienta de difusión. Sin embargo, este evento tan importante para Santa Cruz no tiene un buen manejo de ellas, que ayudarían a promocionar la feria, generar mayor interés y mejorar su imagen. «La Feria Internacional Del Libro De Santa Cruz» así es como se llama la página del evento anual internacional en la red social Facebook. Aunque desde el 2017 ha aumentado de  8.150 a 22900 «Me Gusta”, no es suficiente para tener un mayor alcance, por ejemplo, los pollos Chuy tienen cuatro veces más likes. Este año le han dado más uso a sus redes pero no llega a la altura que debería.

2. La agenda cultural

Un poco tarde y con varios errores, así se difundió la agenda cultural que todos esperábamos para organizarnos, mucho más los colegios y universidades, que suelen realizar salidas especiales o trabajos referidos a las conferencias que se dan. Se debe preparar la agenda con antelación para que el público tenga más tiempo de recepción y alcance, además de llenar bien con toda la información los eventos que se llevarán a cabo.

3. La convocatoria

Se tiene que repensar el tema de los espacios y la accesibilidad a ellos. Se necesita más participación de las editoriales independientes y de las librerías pequeñas (que tampoco son muchas) dentro de la FIL. Ojalá exista más inclusión de estos grupos y convocatoria a las carreras como la de filología de la UAGRM, lingüística de la UMSS y la de literatura de la UMSA, que tienen mucho que aportar para el crecimiento de este evento.

4. El pabellón Bolivia

Quizás el pabellón menos visitado fue el de “Bolivia” (el arrinconado que se encuentra a la izquierda del principal). Siempre ha sido un pabellón donde los que tienen stands ahí se sienten olvidados, por lo que varios años se ha trabajado de distintas formas en él. El 2014, el año que podría decir que llamó más la atención, fue cuando pusieron domos, juegos y actividades relacionados a obras literarias llamando la atención de todo el público (tanto que los domos quedaron diminutos y todos querían ir a lanzar flechas para sentirse Legolas o Katniss Everdeen. Sin embargo no se volvió a ver algo así, más bien, este año se volvió más simple y menos didáctico que otros. Antes fue el pabellón juvenil, ahora más bien el de las universidades y los folletitos (como lo escuché de alguien en la FIL).

5. Los “doce” días de feria

En la agenda cultural, en la página de Facebook y los medios de comunicación se anunció que la Feria del Libro iniciaría el 29 de mayo. ¿Alguien va el primer día? Lamentablemente sí, unos pocos, y digo lamentable porque pagar veinte bolivianos para ver stands aún vacíos que tratan de tapar con telas y pantallas, gente acomodando y desorganización no es rentable. Además, cada año son menos los que van los primeros días porque saben lo que se van a encontrar. Definitivamente es algo que debe cambiar, porque si doce días son pocos para un evento tan grande, son todavía menos los que realmente nos dicen porque no está lista a tiempo año tras año.

Pero la FIL 2019 tuvo muchas cosas que también quiero destacar y felicitar:

Los cinco aciertos

1. Los encuentros de narrativa, microficción, poesía, bibliotecarios, escritores, ilustración y mucho más

Los encuentros hicieron la FIL 2019 especial. Es un buen momento en el año para reunir a los amantes de la literatura y los organizadores lo hicieron muy bien. Se realizaron mesas de diversos temas con escritores internacionales y nacionales invitados, estuvo tan bueno que faltó tiempo y sillas para cada encuentro. Yo estuve en el de narrativa «Hablar en Lenguas» y agradezco a Giovanna Rivero, Liliana Colanzi y Magela Baudoin porque les salió increíble.

2. Booktubers e instagramers

Integrar un encuentro de booktubers e instagrammers en la FIL 2019 aportó mucho a la diversidad de temas para hablar y atrajo bastante al público juvenil, grupos de lectura que se organizaron para asistir a las charlas. Los invitados fueron de todas partes de Bolivia,  algunos como ejemplo: Thalia Suarez de La Paz, Viviana Pereira de Cochabamba, Romina Hurtado de Oruro y Tamara Llave de Sucre. Es bueno conocer lo que ofrecen estos creadores de contenidos de nuestro país y apoyarlos.

3. Las lecturas de poesía

Creo que algo que le da su toque mágico son las lecturas que realizan los poetas y escritores. Recorrer los pasillos y escuchar la voz de alguien leyendo un poema, encontrarlo y pillar un performance hermoso dio mucha esencia de letras a los salones y pabellones. Las lecturas de la editorial Loco El Gato, de Lengua de Urucú, de las estudiantes de filología, del Encuentro Internacional de Poesía «Ciudad de los Anillos» y también los mini concierto que recorría los pabellones musicalizaron este año la FIL.

4. Los talleres

Es divino ver talleres gratuitos de encuadernación o de escritura que movieron a los estudiantes y su creatividad. Pero más divino que eso fue verlos llenos. Algunos de los escritores que ofrecieron talleres de escritura  y literatura fueron Magela Baudoin, Homero Carvalho, Gigia Talarico, Alejandra Barbery y Carlos Castro. Fueron actividades muy valiosas para los asistentes.

5. La entrada al costo de un aparato tecnológico

Lo más celebrado entre los universitarios y familias fue la posibilidad de entrar a la FIL con tan solo un aparato electrónico (como un cargador) que ya no funcionara. Le doy mil likes a Intervenciones Urbanas y  a la Fundación Viva por esa posibilidad. Salimos todos beneficiados de esta propuesta de reciclaje que ojalá al año se repita y se difunda más.

Photo by Freddie marriage on Unplash

Para finalizar, quiero reconocer que, a pesar de los errores que tenga la Feria Internacional de Libro de Santa Cruz, es un trabajo al que sus organizadores han dedicado mucho esfuerzo, tiempo y pasión. Seguramente hay falta de apoyo y muchos otros obstáculos que han tenido que pasar y que todavía quedan pendientes. Respeto con cariño a las personas que logran que sea posible y espero que cada año se logre más.

Yo no trabajo en la FIL ni con la Cámara del Libro, pero este es el aporte que quisiera dar.

Los invito a rellenar y compartir este artículo y el siguiente formulario para saber sus opiniones sobre la Feria Internacional del Libro 2019. Así todos aportamos algo, una opinión vale mucho. En el próximo post publicaré los resultados. ¡Muchas gracias por sus lecturas!

Clickea aquí para llenar el formulario.

0 0 vote
Article Rating

Te podría interesar

Deja un comentario

19 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
TaniacCeballos
TaniacCeballos
1 Año

Felicidades Giuliana por ese análisis de aspectos importantes que otras personas no las percibimos, tú que has estado siguiendo de cerca todo ese proceso nos haces notar y a la vez valorar la Feria del libro. Acertados tus comentarios. Ojalá vaya mejorando por el bien de la cultura. Muchas gracias Giu!!

CLAUDIA CECILIA VACA FLORES

Aciertos y Retos de la FIL Santa Cruz 2019, gracias Giu, es un valioso, preciso y ecuánime post, un aporte necesario, para seguir mejorando cada año, para agendar los retos, y alegrarnos por lo logrado.
Celebro tu blog y te escritura.

Joaco
Joaco
1 Año

Concuerdo en lo absoluto contigo; lo peor es que hay cosas que eran súper interesantes en años pasados que ahora ya no hay, y se extrañan; durante el 2016 y 2017, como idea de crear un “aperitivo” para la FIL, se creo la mini-feria de libro, para autores independientes, y de crear un espacio más directo entre lector y escritor; yo fuí a la del 2017 (no sabía que iba a ser la última) y era algo fresco, íntimo y habían matices de todo tipo; según yo, era muy parecido a un mercado, solamente que era de libros.

E
E
1 Año

Me gusta

Javier Duran
Javier Duran
1 Año

Gracias por contribuir al arte de las letras

Alex
Alex
1 Año
Reply to  Javier Duran

Gracias Giuliana por considerarnos a los booktubers y bookstagramers un acierto 🥺💕

Duda Anzoátegui
Duda Anzoátegui
1 Año

Buenísimo Giuli, felicidades por este lindo e interesante aporte!

rosario lema tejerina
rosario lema tejerina
1 Año

Ojalá tomen en cuenta tus observaciones.
Y tu aporte sirva para mejorar muchas cosas.
Yo también disfruté mucho de los domos
Quise repetir y no pude…siempre estaba lleno

Dalia
Dalia
1 Año

Felicidades Giuliana, es admirable, sigue adelante eres un factor de cambio.

Andrea Flores
Andrea Flores
11 Meses

Interesante análisis. Me gusto mucho.

trackback

[…] Hablemos de la Feria del Libro 2019: 5 aciertos y 5 desaciertos […]

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. ¿Las aceptas? Ok Leer Más

19
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x