Murales en el centro de Santa Cruz de la Sierra

por Giuliana Mendivil

Muralistas: Jhoanna Mayta y Pabla Arias, 2018, «El nacimiento de las Pirañas»

La ciudad es un hábitat caótico, mucha veces regido por el cemento y el gris, sin embargo, así como una planta nace entre las grietas de la vereda, se hace paso y crece, también lo hace el arte; se va dibujando entre las paredes, colorea los muros que hemos puesto, de alguna manera los rompe dejando la memoria, los deseos, las pasiones, los gritos y los lamentos. En un hábitat donde domina el caos, el cemento y el gris, tenía que nacer algo que lo contrarreste, así nacieron los murales.

En el centro mismo de la ciudad podemos encontrar diversos murales que han ido apareciendo y otros han sido planificados como los del Encuentro Internacional de Muralismo «El Canto de la Selva»  que se dio a principios de 2019 y en el 2018. El «Canto de la selva» se hace paso en este mundo de edificios y autos, se incorpora como ventana a lo que ha quedado distanciado, muchas veces desconocido, la selva y sus seres que lo habitan.

Ponernos en el papel de turista en nuestra propia ciudad nos puede llegar a asombrar, volver a conocer las calles y avenidas que transitamos cotidianamente puede resultar incluso en una reconciliación con nuestro entorno, volver a ver la cosas por las cuáles nos enamoramos, salvar este matrimonio que fue al azar y que entre medio de bocinazos, el ajetreo laboral, los compromisos y demás, vamos olvidando en dónde vivimos, con quiénes y por qué lo hacemos.

Los murales del centro, alrededor de la Plazuela Calleja, en su mayoría resaltan los rostros de mujeres indígenas o mitológicas, están sumergidas o enfrentadas a la naturaleza, pero también plenamente parte de ellas. Me atrevo a pensar que quizás sea por el destino semejante que tuvieron durante años de olvido, de daño, de desvalorización y de abuso.

Mariel Rosales, calle Warnes entre Oruro y Cobija

No es casualidad que los murales estén lleno de animales en peligro de extinción como el bufeo boliviano, una especie de delfín de agua dulce que lucha por su supervivencia como un nado contracorriente de aguas contaminadas, destrucción de su hábitat y la caza ilegal. El guardián de las aguas no se encuentra solo, también hay huellas de jaguares por las calles por iniciativa de «El llanto del jaguar» como recordatorio de la lucha contra tráfico ilegal de colmillos cuando se destapó un caso de dos traficantes y más de 15 audiencias suspendidas. El rostro de este felino igual ha quedado enmarcado por varios sitios de la ciudad, su belleza es desafiante para quiénes lo pintan.

mural 2
Muralistas: Isabel Illanes, Silvia Bernal y Del Carpio sémpertegui. Calle Manuel Ignacio Salvatierra

Los muralistas de estas obras también nos han dejado sus deseos, un mundo en el que los animales se han enfrentado a la tala, a las jaulas y han salido libre, se han apropiado de la ciudad, los pericos se han subido a lo alto de los árboles, los peces rebozan libertad, las parabas y los tucanes han echado vuelo. Las historias que cuentan estos murales hacen más que liberar y creo que merecen más atención. Por lo que les comparto también la página de «El canto de la Selva» que nos invita a reflexionar con sus obras al final de este post. 

Muralista: Juan Carlos Ponce, calle Republiquetas

Estos murales proliferan en la calle Tarija, Cobija, Republiquetas, Ñuflo de Chávez, Manuel Ignacio, Warnes y la Plazuela Calleja. Hay muchos más murales escondidos por el centro, desde la Manzana 1 y sus alrededores hasta dentro de los jardines del Museo de Arte Contemporáneo donde también habitan esculturas al aire libre.

Museo de Arte Contemporáneo

Incluso se puede encontrar un mapa artístico del centro de la ciudad en la calle Warnes, entre Independencia y René Moreno, donde señala los espacios culturales y otros locales conocidos.

Afuera del hotel Cosmopolita

Entre los pilares, las esquinas y los rincones se ocultan un montón de rostros, animales y otros dibujos tatuados en la piel de la ciudad de los anillos, solo hace falta para encontrarlos un paseo con otros ojos y un poco de tiempo para admirar lo que estos artistas casi anónimos nos ofrecen. Esperemos que este tipo de arte se siga expandiendo por los edificios y casas del centro, así embellecemos los paseos de esta ciudad en crecimiento, en otros países estas obras resultan entre una de las principales atracciones turísticas.

Te invito a compartir este post para que más personas conozcan los murales  contestar las siguientes preguntas: 

¿Qué otro mural has encontrado por la ciudad? ¿Dónde te gustaría que se pintaran más?

Más fotografías:

Publicaré más fotos de murales en mi cuenta de instagram:

Página recomendada:

El Canto y sus protagonistas en plena acción! Lindos días, lindo clima, linda gente. Construyendo hermandades desde nuestro oficio.#elcantodelaselva #santacruzdelasierra #calleja #artepúblico #mural #muralismo

Posted by El Canto de la Selva. Muralismo y Arte Público on Friday, July 5, 2019
0 0 vote
Article Rating

Te podría interesar

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. ¿Las aceptas? Ok Leer Más

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x